sábado, 7 de marzo de 2009

*Sonrie porque amas*


*Sonríe porque amas. *
Cuando odias, desfiguras el rostro, pues adquieres apariencia de ogro y ahuyentas a quienes se quieren comunicar contigo.
Hazte siempre simpático.
Ama para que sonrías con toda el alma.
Sonríe no sólo con los labios y con los ojos, sino ante todo, con el corazón, para que tu rostro se ilumine con una radiante y acogedora sonrisa. Acostúmbrate a sonreír amablemente hasta que te hagas experto en simpatía sincera. Que tu sonrisa sea expresión de la paz interior, para que puedas provocar esperanza en los corazones desalentados.
**grace**

1 comentario:

mar dijo...

¡Feliz Día! hay que sonreir no sabemos a quien podemos dar esperanza tan solo con una sonrisa y es la mejor carta de presentación, besitos.