jueves, 2 de julio de 2009

Tango UNO


Uno busca lleno de esperanzas
el camino que los sueños
prometieron a sus ansias;
sabe que la lucha es cruel y es mucha,
pero lucha y se desangra
por la fe que lo empecina.


Uno va arrastrándose entre espinas,
y en su afán de dar su amor,
sufre y se destroza hasta entender
que uno se ha quedado sin corazón.


Precio de castigo que uno entrega
por un beso que no llega
o un amor que lo engañó,
vacío ya de amar y de llorar
tanta traición.


Si yo tuviera el corazón,
el corazón que di,
si yo pudiera, como ayer,
querer sin presentir,
es posible que a tus ojos,
que me gritan su cariño,
los cerrara con mis besos,
sin pensar que eran como esos
otros ojos, los perversos,
los que hundieron mi vivir.


Si yo tuviera el corazón,
el mismo que perdí,
si olvidara a la que ayer
lo destrozó, y pudiera amarte,
me abrazaría a tu ilusión
para llorar tu amor.


Es posible que a tus ojos,
que me gritan su cariño,
los cerrara con mis besos,
sin pensar que eran como esos
otros ojos, los perversos,
los que hundieron mi vivir.


Si yo tuviera el corazón,
el mismo que perdí,
si olvidara a la que ayer
lo destrozó, y pudiera amarte,
me abrazaría a tu ilusión
para llorar tu amor.


**grace**

1 comentario:

carmen aparicio dijo...

Me encantan los tangos es un baile muy sensual y espectacular me gusta muchisimo bailar.