martes, 16 de noviembre de 2010


Quien no quiere pensar es un fanático;
quien no puede pensar,
es un idiota;
quien no osa pensar es un cobarde.

Sir Francis Bacon